Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

LA FRONTERA

Vivía  muy cerca de la frontera brasileña. No se le conocía trabajo fijo, pero mantenía mujer e hijos. Alto, moreno, de pelo renegrido y parco en palabras.

Durante el día permanecía en el pueblo, dando vueltas, visitando los boliches,  y con su mate en la mano, pero por la noche, cruzaba varias veces la frontera. Todo el poblado lo veía caminar  a la luz de la luna llena. Iba y venía, pero nadie sabía por qué.

Lo único cierto es que siempre llevaba una carretilla nueva llena de hierba.  Todos opinaban, pensando mil fechorías.

Cierto día, cuando el sol caía a plomo sobre las resecas tierras, y el hombre hacía sus visitas, el comisario  intrigado lo detuvo y le preguntó  el porqué de tantos viajes a la frontera y con una carretilla cargada de hierba.

El  hombre no respondió, estaba muy asustado. Temía a la justicia.

Era para tener miedo.  Su trabajo era sencillamente contrabandear carretillas, pero nunca nadie lo supo.

 Blanca Brescia

Anuncios

12 febrero 2009 - Posted by | Cuentos, General | , ,

3 comentarios »

  1. Bueno, bueno…este cuento me suena.

    Comentario por Tontito | 12 febrero 2009 | Responder

  2. Hola, Blanquita! Veo que has cambiado el relato. Ahora me gusta más. Besos

    Comentario por Antonio Vega | 15 febrero 2009 | Responder

  3. Hola guapa: el realto está aún mejor que cuando lo leista en el taller.

    besos

    Comentario por Puri | 17 febrero 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: