Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

El sombrerito

 -¿Que cómo me llaman todos Charito, la del Milagrito? Te cuento: El pueblo sufrió hace muchos años una terrible plaga que dejó las cosechas inservibles y los vecinos, para no amargarse aún más de lo que estaban, se entretenían con la primera tontería que encontraban, sobre todo, con los chismes. Como yo era la recién llegada, tras dejar el orfanato, me convertí en el objetivo de todas las miradas y más aun por empeñarme en llevar siempre puesto el sombrero del abuelo, que me quedaba bastante ridículo, por cierto. Para colmo de males, mi timidez, no sé bien por qué, los asustaba bastante por lo que nadie se me acercaba. Charito, la del Sombrerito, me decían para reírse.

         «Un día, jugando en el río a mirarme en el espejo, se me cayó el sombrero y me costó horrores recuperarlo. Como no sabía nadar y no quería perder el único recuerdo que me quedaba de mi padre, me ayudé de una rama para irlo atrayendo poco a poco. Cuando lo logré, vi sorprendida que estaba lleno de peces. En ese río, jamás había habido peces, así que, sin dudarlo, volví al pueblo para que todos pudieran comer algo.

-Y, fue entonces cuando te llamaron Charito, la del Milagrito, ¿no?

-Sí, me dejaron de llamar para siempre Charito, la del Sombrerito, y ya nunca volví a estar sola en el pueblo.

Mónica Graña.

Anuncios

22 marzo 2009 - Posted by | Cuentos, General | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: