Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

UN TRABAJO BIEN HECHO

                  

Se conocen en el orfanato y se vuelven a encontrar después de diez años. Marcos es ya un hombre que sabe bien lo que quiere. El otro, Samuel, es mucho más joven y fácil de manipular.

Marcos es un prestigioso abogado que pudo estudiar gracias a su familia adoptiva, y que, además, es aficionado al arte. Los ratos libres los pasa en los museos y exposiciones, pero con una predilección muy especial por las ilustraciones y acuarelas de gran valor artístico, como las de Rafael de Penagos.

Se saludan y comienzan a hablar y a contarse su vida. En un determinado momento, Marcos le ofrece un trabajo al amigo y éste lo atiende con sumo interés.

 Samuel escucha  las explicaciones examinando cada gesto del abogado y acepta rápidamente el ofrecimiento para visitar museos y exposiciones.

El negocio es prometedor.

 Muy pronto aprende a desenvolverse bien en ese ambiente.

El abogado le enseña poco a poco el valor de las ilustraciones y pinturas que aprende muy rápido. No sólo adquiere conocimientos sobre los precios de las obras, sino también la habilidad para poder robarlas. Tiene a un buen maestro. Estos cuadros son luego vendidos y se repartirán las ganancias. Hasta ese momento todo marcha sobre ruedas.

Cuando roba por primera vez, su vida cambia, ya no es dueño de sí mismo.

Los robos se realizan con maestría, sin dejar huella alguna y siempre es Samuel el que los comete  dentro del Museo.

Entra y sale sin que nadie lo note.

El abogado se mantiene al margen y se limita a recibir en su despacho la mercancía robada que después vende a los coleccionistas y marchantes a muy buen precio. Su estatus debe mantenerse intacto. Pero los repartos de las ganancias no son justos y Samuel decide cometer los robos por su cuenta. Quiere separarse y trabajar por cuenta propia. Pero ¿cómo informar al abogado de sus intenciones?

Hace ya mucho tiempo que esta idea le da vueltas en la cabeza, pero ¿de qué modo hacerlo? Ya no lo necesita; está  al tanto de la mercancía y de la colocación de la misma. Ya tiene  cierto prestigio dentro de ese mundo y todos los que lo conocen lo valoran y respetan.

El abogado debe desaparecer de la escena, pero ¿de qué forma?

No puede dejar huellas y esto lo medita largamente.

Samuel se inventa un viaje a Londres por razones de trabajo, que nunca realiza y desaparece por un tiempo de los ambientes artísticos.

Marcos sigue en la ciudad, frecuentando los museos.

La avaricia puede más que él y una noche se acerca al museo a robar. El amigo, que conoce su ambición, espía sus paseos nocturnos. Esa noche espera su salida del museo con la mercancía que seguramente traerá en la mano, lo aborda con mucho sigilo y lo mata sin mediar palabra.

Se llevaba, ni más ni menos, una acuarela de Rafael de Penagos  valorada en muchos miles de euros. Se aleja tranquilamente del escenario del crimen y entonces sí se va realmente a Londres a vender la obra. Ahora comienza su verdadera carrera de ladrón profesional y en solitario. Ya ha aprendido todo lo que debía aprender.

Blanca Brescia

Anuncios

14 abril 2009 - Posted by | Cuentos, General | , ,

2 comentarios »

  1. Blanca, creo que con las modificaciones que le has hecho con respecto a cuando lo leíste en clase, el relato gana bastante en ritmo, dando más fuerza a la historia, que, por otra parte, no deja de ser una interesante revisión de lo que ocurre cuando el alumno aventajado supera al maestro.

    Comentario por Ruymán | 20 abril 2009 | Responder

  2. Blanquita, estoy de acuerdo con Ruymán. El relato me gusta más ahora que lo que te oí en clase. Muy bien, Blanca, cada vez se te ven cosas mejores.

    Comentario por Antonio Vega | 22 abril 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: