Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

ESPUMA BLANCA

Apoyado en la barandilla dejaba pasar las horas mirando hacia el horizonte, parecía que el tiempo se había detenido. Una paz interior se apoderaba de mí, deseaba que siguiera así, que no me molestaran. El duermevela se iba apoderando de mí poco a poco.

La estela que dejaba el barco tras de sí era de una espuma blanca y fresca.  La brisa marina y aquellas gotitas de mar caían acariciando mi rostro. En ese mismo instante, mi imaginación voló por encima del océano hacia mi infancia. Recordaba la espuma del jabón Heno de Pravia con el que me bañaba mi madre, aquel aroma… Aún hoy lo recuerdo.

Mi madre tenía la buena costumbre de obligarme a bañarme al anochecer, cuando terminaba con mis juegos de la calle. No se apartaba de la puerta del baño. Pensaba que no me frotaba lo suficiente. Me veía tan negro. No se daba cuenta que nos pegábamos varias horas al sol, jugando y revolcándonos sobre la tierra, esas dos cosas unidas, nos daban una apariencia de suciedad que ella no soportaba.

A veces mi madre cogía el estropajo y frotaba y frotaba hasta dejarme la piel al rojo vivo. Eso no lograba borrar el buen rato que pasaba todos los días en la calle con los amigos, jugando con una pelota hecha de lo primero que encontrábamos. Me iba todos los días a la cama con aquel perfume que no podré olvidar mientras viva. Ahora mismo estoy allí, reviviendo mi infancia, casi puedo tocar la  espuma.

¡Pooooo, Poooo, Poooo…!

Nos acercamos a la civilización. Vuelvo a la realidad.

Ana María Martín González

Anuncios

4 mayo 2009 - Posted by | Cuentos, General | ,

3 comentarios »

  1. … el aroma de mi hogar¡¡¡ Y los albornoces, y mi abuela y la colonía y el jabón y los gritos de mis hermanos y de mis primos y el escozor en los ojos y mi madre… y mis lagrimas de ahora.
    Chapeau¡.

    Comentario por Andres S.S. | 6 mayo 2009 | Responder

  2. Disculpas…pero la acuosidad lacrimal borró el acento. Jejejeje.

    Comentario por Andres S.S. | 6 mayo 2009 | Responder

  3. Cada vez me convenzo más de que los hombres a veces son más sensibles que nosotras las mujeres y eso es bueno.
    Gracias por haber entendido el mensaje

    Comentario por Ana María | 7 mayo 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: