Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

Tribulaciones de un peatón

De repente mis ojos vuelven a encontrarse con aquella bola roja que siempre logra interceptarme y vedarme el paso. A veces le desvío la mirada, le hago burla, haciendo como que no la he visto, y traspaso el umbral. Pero esta vez no tengo más remedio que detenerme junto a los demás y esperar a que vuelva a teñirse de verde, mientras un enjambre de ruedas y carrocerías pasa a toda velocidad.

Entretanto, miro al cielo y, al verlo tan obstinadamente gris, compruebo que está a punto de estallar y que en un tiempo no demasiado largo las gotas de agua volverán a descargar toda su fuerza sobre las calles de Madrid.

Hoy el viento se ha tomado un descanso, quizás porque las embestidas de anoche lo dejaron cansado. A veces sucede, una noche de furiosa ventura es seguida de una relajada aunque sospechosa calma. Y mientras oteo cada centímetro de este gris infinito, me pregunto qué hará el viento cuando descansa, pero sin siquiera esperar a que el interrogante finalice, casi sin tregua, llega otro: ¿y dónde se esconderá?, y me respondo que tal vez en alguna esquina, agazapado, espere quién sabe a qué, o a quién. Me gusta jugar conmigo mismo a este juego de preguntas y respuestas. Por eso, mientras el amarillo titilante anuncia su fin, me desespero y, rápido, antes de que la bola verde me diga STOP apunto una más: Y las gotas de lluvia, ¿qué harán las gotas de lluvia cuando, exangües y sin aliento, no tienen ya fuerzas ni ganas para dejarse caer? Quizás se guarezcan al amparo de las nubes, para tomar una pausa que las devuelva a su destino final, esa especie de suicidio colectivo que termina con sus cortas vidas.

A veces me entristezco al pensar en si no se sentirán solas. Y, no sé por qué, me respondo que sí, que tal vez por eso suelen andar junto al viento, buscando compañía. Quizás porque no soportan esa húmeda soledad, el no tener con quién hablar o con quién llorar, aunque tan sólo sea su irremediable destino de muerte.

Pero ahora debo continuar y cruzar. La bola ya se ha puesto verde y ha comenzado a llover.

Fernando Adrian Mitolo

Anuncios

5 mayo 2009 - Posted by | Cuentos, General | ,

10 comentarios »

  1. Ojalá tu relato fuera una premonición y el cielo nos mandara un buen aguacero. Lo malo aguarda para ser barrido.
    Magnífico relato, buen pretexto para continuar.Luz verde a la musa…Enhorabuena!!!!!

    Comentario por Belkys | 5 mayo 2009 | Responder

  2. Ojalá tu relato sea una premonición y caiga un buen aguacero. Lo malo aguarda para ser barrido.
    Magnifico relato, acertado toque poético.Luz verde a la musa. Enhorabuena!!!!

    Comentario por Belkys | 5 mayo 2009 | Responder

  3. Que la luz no se ponga jamás roja para esa musa y sí, a continuar escribiendo aunque llueva. Ennhorabuena!!

    Comentario por Belkys | 6 mayo 2009 | Responder

  4. Upss esto ha sido como el Carrefour: un 3X1. Es que como no salían los comentarios intenté varias veces y ahora han salido todos!!!! Es que estos ordenadores son brutos, siempre lo digo jeje Lo siento!

    Comentario por Belkys | 6 mayo 2009 | Responder

    • Mas que un 3×1 de Carrefour ha sido un 5×1, quizá la nueva oferta del Mercadona, no lo sabemos…
      Gracias por la critica, de verdad. Y que para vos tampoco se ponga la luz roja…

      Comentario por Fernando Mitolo | 6 mayo 2009 | Responder

  5. Después de los comentarios de Belkys poco queda por decir. Jajajaja…
    Esta muy logrado el ambiente creado. Se dice que escrit@r es aqu@l que ve lo extraordinario donde los otr@s solo ven normalidad. Este relato es un ejemplo de ello.

    Comentario por Andres S.S. | 6 mayo 2009 | Responder

    • Gracias Andres por tu comentario, estas son las cosas que a uno le hacen ver que, quizá, no va por mal camino.
      Muchas gracias…

      Comentario por Fernando Mitolo | 6 mayo 2009 | Responder

  6. Yo ya sentía la lluvia, me metí de lleno en el relato. Felicidades

    Comentario por Ana María | 8 mayo 2009 | Responder

    • Gracias Ana, nos vemos en el taller…

      Comentario por FERNANDO | 9 mayo 2009 | Responder

  7. Buen relato de una coloreada imaginación.

    Comentario por Patricia Rojas | 19 mayo 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: