Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

EXPERIMENTO Nº 68 (Logo-Rallye)

[Primavera, Gris, Picaporte, Ocultarse, Rostro, Muchacha, Alrededor, Detrás, Claridad]

Tras la figura silenciosa, la primavera toma a sangre y fuego el jardín, incendiando los arbustos y asaetando con dardos rojos, amarillos y azules las rosas y las azaleas. En lo alto de la tapia asoman belicosas columnas de feroces hormigas grises que terminan de desperezarse tras el paréntesis del invierno. La mano nívea del caballero acaricia el picaporte adornado con una cabeza de serpiente y abre la puerta de roble. En la oscuridad del caserón se ocultan murmullos y gorgoteos y el caballero, tras comprobar el bulto en el bolsillo de la chaqueta, aprieta las mandíbulas y, sorteando sombras que reptan, se dirige con paso seguro a la biblioteca. En una esquina del pasillo norte se detiene y observa con atención el rostro hermoso. Como esperándole, la muchacha duerme plácidamente en un sofá de la estancia oscura con ominosos libros forrando las paredes. Alrededor de los párpados cerrados y las largas pestañas se desparraman rizos de cobre. Para no quedar cegado si despierta, el caballero se desliza sigilosamente detrás del sofá, amartilla en silencio el revólver y dispara a través del mueble hasta vaciar el cargador. El cuerpo cae al suelo como un suspiro y sus labios inertes se entreabren liberando de su jaula dorada el canto de los mirlos, la risa de los niños, las caricias, los besos, las auroras boreales, el ronronear de los gatos, las noches con luna llena, el frescor de las olas chocando en playas de arena amarilla, la primera claridad de la mañana, el Opus nº 35 para piano de Mozart y el tacto suave del terciopelo, que escapan por las rendijas de puertas y ventanas y blandamente vuelven a inundar el universo.

Antonio Vega

Anuncios

12 junio 2009 - Posted by | Cuentos, General | , , ,

3 comentarios »

  1. Me sobran dos adjetivos: “feroces”, por redundante (belicosas columnas de hormigas grises)e “inertes”, por contradictorio (si los labios se mueven, dejan de estar inertes, es como decir “su cuerpo inmóvil se movió”). Todo lo demás, y digo TODO, desde el potente principio al sublime final , me parece esplendoroso.
    Enhorabuena gorda.

    Comentario por Kepa Hernando | 12 junio 2009 | Responder

  2. Gracias por tu aportación, Kepa. Sin necesidad de comprobarlo con una lectura de este relato, reconozco mi tendencia a la sobreadjetivación, especialmente de adjetivos redundantes que no añaden nada. Respecto al relato en general, no estoy demasiado contento. Estaba apurado de tiempo y se nota la falta de varias vueltas más de revisión. Me da la sensación de que he querido meter elementos de distinta naturaleza literaria y no terminan de encajar bien. De entrada habría necesitado pulir las aristas entre esos elementos. El final esta bien en sí mismo, pero hacía falta algo más de trabajo para encajarlo con el resto. Creo que era una buena idea la de otra versión del mito del caballero, la princesa y el dragón, pero requería más trabajo. Ya lo revisaré cuando ande menos liado. En todo caso, agradezo tu entusiasmo. Un abrazo.

    Comentario por Antonio Vega | 13 junio 2009 | Responder

  3. Creo que tiene mucha fuerza aunque claro, siempre se puede mejorar, pero la idea y la forma de describir me encantan.

    Comentario por Belkys | 17 agosto 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: