Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

Arabesco en Mi mayor (Logo-Rallye)

[primavera-gris-picaporte-ocultarse-rostro-muchacha-alrededor-detrás-claridad]

Cuando llegaba la primavera solar y sus ojos volvían a abrirse, podía salir al fin de su refugio. Cazaba sonidos de aquí y de allá, mano en red, con los que luego, sesudamente en su laboratorio, componía nombres que darles a las cosas nuevas que le iban naciendo al planeta gris.

Aquella noche, ya muy tarde, al ver danzando la luna en el solitario picaporte, reparó en algo. Vio ocultarse las luces de neón tras la persiana, pero no logró dormirse sin dar mil vueltas. A la mañana siguiente su rostro reflejaba ya el cansancio de una pregunta imposible. De un día para otro varió su campo de acción, en su ruta de trabajo los valles y las playas fueron sustituidos por las montañas más altas, e igual de abandonada se sintió aquella muchacha que coleccionaba colores de peces, rocas y flores. Y por eso se fue, nadie supo entonces por qué.

Dicen que durante las semanas siguientes, desde el más potente telescopio del observatorio, pudo verse su nave dando vueltas y más vueltas, sin descanso, una y otra vez, alrededor de la Luna, entre Saturno y sus anillos, muy cerca incluso de Urano. Hasta que se le perdió la pista detrás del asteroide B 612. De repente, una extraña claridad arañó violentamente el cielo, encendiendo la noche. Al tiempo que se desataba aquella extraña melodía, al principio muy bajito. Era el sonido del universo.  Siempre estuvo ahí, pero sus notas sólo cabían en las cuerdas del silencio. Acaso un arabesco en Mi mayor.  

 Nayra Pérez Hernández

Anuncios

13 junio 2009 Posted by | Cuentos, General | , , , | 2 comentarios

La recompensa

Anoche fue imposible conciliar el sueño. No pude pegar ojo. He pasado la noche en blanco. Mi querido perro desapareció, sin dejar rastro alguno. Les diré que en mi casa, que está cerca de la playa, vivimos yo, mi perro y un fantasma, que sólo mi perro Nerón veía.

Ellos jugaban todo el día en el patio, al caer la noche se tranquilizaban. Parecían dos niños, pero sólo se veía a uno de ellos. Nerón era muy feliz. Su amistad se desarrolló sobre ruedas, durante varios meses. Eso me quitaba el sueño y no podía descansar bien. Pero ha ocurrido algo; hace algunos días mi perro desapareció y, obrando con perfecta camaradería, el fantasma se fue con él. La casa ha quedado desierta y condenada a la soledad.

Me gustaría recuperarlos, porque los extraño mucho. Pediré a todo aquel que vea a Nerón perdido por las calles me avise, lo que no sé es si podrá ver al fantasma que lo acompaña.

Mi perro es pequeño, su pelo es dorado con alguna mancha blanca de mirada viva y de raza indefinida. Al fantasma nunca lo vi.

La persona que los encuentre será doblemente recompensada y yo podré recobrar el sueño y descansar con tranquilidad.

 

Blanca Brescia

13 junio 2009 Posted by | Cuentos, General | , , | 3 comentarios

Ed-ectra

De manera que no se puede remediar estamos destinados al encuentro fallido o decepcionante. La nuestra es una unión improbable. No es determinante el hecho de que -yo- irrumpa en plena congregación de fieles cristianos regida por el Papa como vicario de Cristo en la Tierra portando crespón morado y tarareando el himno de riego. Aunque seas una persona que profesa la fe de Cristo sabes que por ti dejaría de lado ideologías y biologías.

El sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser que me inspiras no tiene medida, es infinito o ilimitado; y en este sentido es epíteto propio de Dios y de sus atributos. Pero hay algo a lo que no podemos hacer frente, algo que nos viene de adentro y nos acompaña de siempre. Este conflicto emocional que se da en la infancia de todo ser humano de sexo masculino o femenino cuando, por un lado, se siente una atracción sexual inconsciente por la madre (en el caso de los hombres) y por el padre (en el caso de las mujeres) es algo contra lo que no podemos luchar. Sé que lo hemos intentado y que los especialistas en psicología, no encuentran explicación a este maldito complejo mitológico que continuamos padeciendo. Fue  lindo, agraciado de cierta proporción y belleza mientras duró.

En todo o en cualquier tiempo tuyo:

Edipo.

                                                                                                     Rayco Arbelo

13 junio 2009 Posted by | Cuentos, General | , , , | 2 comentarios