Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

MICRORRELATOS

 

 

 El evangelio según Salomé

 Nació en Belén y al segundo día lo resucité.

  Morir de palabras

Érase una vez un anciano contador que, de tan viejo, era también muy sabio. Aquella tarde le bastó pronunciar una única palabra mágica para que su cuento más largo tocara a su fin.

 De dioses y monstruos

Según diversas fuentes de la épica helenística apócrifa, en el Olimpo, cuando todos los dioses quedaron en paro, a Prometeo, el único no afiliado al “Sindicato Divino”, le bastó sólo con levantar el tapón de la bañera oceánica para hundir el INEM.

Nayra Pérez

Anuncios

21 junio 2009 - Posted by | Cuentos, General | , ,

1 comentario »

  1. Muy buenos compañera, sobre todo el último. A continuar!

    Comentario por Belkys | 17 agosto 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: