Factoría de Ficciones

Taller de cuentos

Una copa de vino

Hace tiempo que veo a mi padre preocupado. Pasea y pasea por los viñedos, ahí está. Segunda vuelta. Con Jacinto, su Sancho Panza. Me estoy dando cuenta que tiene más pelo blanco que negro; le vendría bien un tinte. Eso sí, su vasito de vino todos los días no falla, “de mi cosecha”. Sobre todo el de La Barrica. No hay quien toque ese vino sin su permiso. Es la joya de la corona. Adora lo que hace. Cuarenta años, sus vinos. Me sé de memoria la historia. Jacinto y él, al golpito. Mi viejo padre. Mira, pensando en él…

-Dime.

-Necesito que vayas a la bodega a la una y media, en punto, ¿eh?

-¿Para?

-Hijo mío, no preguntes. Sé que estás muy ocupado con los pedidos. Será un minuto.

-Vaaaaaaaale. A la una y media.

-Hasta luego.

-Hasta luego.

 

Qué raro. Cuánta solemnidad. Será una reunión con alguien. Voy a llamar a Francisco. Pues a él y a Ramón también los han citado. Muy raro, pero seguiré trabajando, que ya me enteraré.

Bueno, llegó la hora. Vamos a ver qué hay en este misterio. Seguro que está en el banco que está al lado de La Barrica.

 

-Hola, Jacinto, ¿cómo andas? No había hablado contigo en todo el día.

-Hemos estado liados.

-Sí, sí, liados… caminando por los viñedos.

-Ja, ja, ja… Sí. Pues lo que tú vendes está ahí, afuera, en la tierra. No te olvides. Estábamos discutiendo un asunto importante.

-¿Y mi padre?

-Ahora viene.

-¿Qué asunto tan importante es ese?

-Se trata de La Barrica. Vamos a comercializarlo. ¿Qué precio le pondrías?

-¿Precio? Ni en broma. Ese vino es más sagrado que el del cura, no tiene precio. ¿Mi padre quiere comercializarlo?

-Ni en broma, hijo.

-Papá, ¿qué haces escondido?

-Tu padre y yo hemos estando meditando jubilarnos. Y la decisión está tomada.

-Hijo mío, no has dudado ni un momento. Todo en esta vida no es el dinero. Tus hermanos te echarán una mano. Serás el nuevo director general.

 

Jose Suárez

 

 

Anuncios

21 noviembre 2010 - Posted by | Cuentos, General | ,

2 comentarios »

  1. Me pareció un cuento sencillo, con un argumento claro. Pero, desde mi punto de vista, es muy lineal y el final muy precipitado.

    Comentario por Moisés Morán Vega | 23 noviembre 2010 | Responder

    • gracias por tu comentario. tomo nota.

      Comentario por jose | 1 diciembre 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: